Reseña Si yo fuera tu chica – Meredith Russo

Sinopsis.

QUE TENGAS UN PASADO NO QUIERE DECIR QUE NO PUEDAS TENER UN FUTURO...

Amanda Hardy es la alumna nueva de la escuela en Lambertville, Tennesse.

Como cualquier chica, lo único que quiere es hacer amigos e integrarse. Pero Amanda mantiene un secreto. Existe una razón por la que se cambió de escuela en su último año y por la que tiene decidido no involucrarse con nadie.

Hasta que conoce a Grant Everett.

Grant no se parece a nadie que ella haya conocido –es abierto, honesto, amable- y no puede evitar dejarlo entrar en su vida.

A medida que empiezan a pasar tiempo juntos, Amanda siente deseos de contarle todo sobre ella… incluso su pasado. Pero tiene pánico de que una vez que Grant sepa la verdad, no pueda ver más allá de eso.

¿el secreto que Amanda viene manteniendo?

Que ella antes era Andrew…

Opinión personal.

¡Hola lectores! Bienvenidos un día más a mi blog.

Hoy les traigo la reseña de Si yo fuera tu chica de Meredith Russo, un libro que propusimos en Expresso Literario. Una cuenta que creamos varias bloggers con el fin de promover la lectura, donde nos reunimos mensualmente para charlar sobre el libro del mes, mientras disfrutamos de un rico café.

Los invito a pasarse por la cuenta, nuestra última lectura fue La maldición del mar y espero que dentro de poquito ya tengan la reseña por aquí.

Si yo fuera tu chica es un libro que logró darme una gran sorpresa.

Un libro maravilloso que abrió mi mente por completo, tiene una historia con una cruel realidad, pero sin duda, conmovedora.

Nunca había leído nada con una protagonista transgénero y estoy más que agradecida de que le hayamos dado una oportunidad en Expresso. Sin duda es un libro que es necesario que lean cada uno de ustedes (creo que ya estoy dejando en claro que me ha encantado).

La historia comienza con nuestra protagonista principal Amanda, mudándose a una nueva ciudad junto a su padre, dejando atrás el lugar en donde creció, y su pasado… uno en el que todos la conocían como Andrew.

Una nueva ciudad implica tener la oportunidad de iniciar nuevamente, hacerse nuevos amigos, pero Amanda está decidida a pasar inadvertida durante su último año del instituto, por lo menos hasta que sea el momento de ir a la universidad y realmente poder ser ella misma.

Pero todos sus planes se desmoronan cuando Amanda conoce a Grant, un chico con una personalidad cautivadora que llama rápidamente su atención.

Para Amanda dejarlo entrar a su vida es algo nuevo y también aterrador; ser la chica nueva ya es difícil, aún más si a eso le sumamos el cargar con el peso de un secreto que cada vez se hace más complicado de ocultar y le impide disfrutar su nueva vida.

Amanda desea contar toda la verdad, pero la limita su propio miedo y no duda en preguntarse

¿Qué pensarán sus amigos cuando sepan la verdad? ¿y Grant?

Su pasado es algo que la atormenta constantemente, aceptarlo es complicado, pero tendrá que hacerlo si desea proyectar un futuro junto a las personas que quiere.

Meredith Russo nos relata la vida de una chica trans y nos adentra a una historia conmovedora que nos hace comprender el torbellino de emociones que tienen aquellas personas que están pasando por este cambio.

Nos presenta una historia que nos hace reflexionar, con un mensaje muy poderoso.

“¡no hay forma errónea de expresarse y de encarnar la versión más auténtica de ti mismo! Eres hermoso y mereces que respeten tu cuerpo, tu identidad y tu voluntad.”

La novela nos va alternando el presente con pequeños momentos del pasado que nos los relata para poder comprender la transición de Amanda, el viaje emocional que tuvo que atravesar para descubrir su verdadera esencia y quién es verdaderamente.

La autora no solo nos relata las emociones que vive Amanda, sino que también, las personas que están a su alrededor, su familia, padres, amigos y conocidos, desde la perspectiva de la protagonista. La manera en que cada uno la acompaña en este viaje, hizo que mis sentimientos fueran fuertes y visibles.

Como ya dije anteriormente en el post de Instagram, la autora nos sumerge en una montaña rusa de emociones que es imposible no sentir. Por momentos quería llorar a mares y por otros, tenía que frenar mi lectura porque era enorme el enojo que estaba manejando en ese momento.

Amanda nos hace viajar a su pasado y nos relata todo lo que tuvo que sufrir en su niñez, al ser, un ser ingenuo que se sentía una chica pero que se enfrentaba a una sociedad poco comprensiva. Son momentos que son imposibles que no te lleguen al corazón. Meredith supo armar una historia impactante, pero con la cruda realidad.

Supo también incluir muy bien los sentimientos de rechazo y miedo, nuestra protagonista tuvo que vivir con ellos desde una corta edad, sentir como su familia no aceptaba lo que realmente sentía, ayudó a que el miedo a expresarse tal cual es, crezca, haciendo que se sintiera una persona “rara”.

Algo que aplaudo de Meredith, es que supo tocar temas importantes de una forma sutil, sin forjarlos, como son la transexualidad, el intento de suicidio, la homofobia, la transfobia, entre otros. Una realidad que estuvo muy bien representada y que lamentablemente no solo le toca vivir a nuestra protagonista. Nos deja muy en claro que el apoyo de tus seres queridos es fundamental, como lo fue su madre para Amanda.

“-Escúchame- su mano apretó mi pierna tan fuerte que el dolor atravesó la niebla generada por los medicamentos. Cuando volvió a hablar, la escuché – lo que sea, quien sea, es mejor que un hijo muerto.”

Su personaje aparece muy poco, pero me pareció una persona fuerte. Me hubiera gustado conocerla más y saber más sobre sus emociones.

Sin embargo, su padre es quien está en el presente de Amanda, y vemos como en cada página, su evolución se hace notar. Si bien en un principio él no estaba muy conforme con los sentimientos de Amanda antes de su transición, cuando comienza a convivir con ella, ambos logran tener sentimientos encontrados y harán lo necesario para estar en la vida del otro.

Sobre los demás personajes, son muy cliché, peeeeeeroooo, tienen su motivo y Meredith nos lo explica en las notas al final del libro, algo en lo que no estoy muy a favor. Creo que, si las notas estuvieran al inicio, todos los lectores comenzaríamos la lectura con otros ojos.

De todas formas, están bien perfilado para el mensaje que la autora quiso dar.

Más allá de esta cuestión, que para nada le quita puntos a esta maravillosa historia, el libro me ha encantado, aplaudo muchísimo que las editoriales apuesten a este tipo de novelas juveniles, ya que ayudan a abrir los ojos.

Es un libro que recomiendo rotundamente, es imposible no sentir empatía por Amanda y no sentir que tu corazón se parte en dos por todo lo que tiene que atravesar y no solo ella, sino las personas que nos rodean, que comparten con nosotros el día a día y están atravesando por todos estos sentimientos.

Meredith nos abre los ojos y nos demuestra que al final del día no estamos solos.

En conclusión, Si yo fuera tu chica, es una novela que recomiendo absolutamente, vale la pena leer cada una de sus páginas.

Mi calificación es un 4,5/5.

¿Ustedes lo han leído? ¿Qué les pareció?

Los leo.

Un comentario en “Reseña Si yo fuera tu chica – Meredith Russo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s