Reseña hasta la próxima quien quiera que seas – Guillermo Vuljevas

Sinopsis.

Corre el año 2099. Daisy, una chica de diecinueve años, aficionada a la fotografía y enamorada de lo antiguo, deja de tener una vida común cuando encuentra una vieja mochila llena de cartas. A partir de ahí su existencia se convertirá en una aventura que la llevará a un viaje insospechado casi un siglo atrás.

Justo cuando comenzaba a creer que el pasado, como dicen, es solo un cubo de cenizas, y que hay que vivir el presente sin mirar atrás, descubrirá que las mejores historias no tienen punto final. Tienen puntos suspensivos…

Opinión personal.

¡Hola lectores! Bienvenidos un día más a mi blog.

Hoy les traigo la reseña de Hasta la próxima quien quiera que seas de Guillermo Vuljevas. Un libro que tenía pendiente hace meses y tuve la suerte que el autor me brindara un ejemplar.

Guillermo Vuljevas es un escritor uruguayo y su novela Hasta la próxima, quien quiera que seas es su primera novela donde plasma con matices autobiográficos los sentimientos más profundos y peligrosos de su vida.

La historia comienza con Benjamín, un joven pintor con un talento innato para dejar plasmado en un lienzo, todos sus sentimientos. La única y gran dificultad es que, para su familia es considerado un problema que tiene que ser arreglado para poder cumplir con los paramentos de lo “normal” que dicta la parroquia a la que toda su familia asiste.

Nuestro protagonista va a remar contra corriente para poder cumplir con sus sueños, aun teniendo todas las de perder, jamás bajará los brazos porque “aun cuando crees que es el fin del mundo, las cosas más lindas y genuinas, de pronto florecen.”

Casi un siglo después, Daisy, una joven de diecinueve años, encontrará una mochila repleta de cartas, las cuales dejan constancia de los pasos de Benjamín por esta tierra y aquí es cuando comienza una aventura insospechada a la cual, los lectores nos sumaremos.

Hasta la próxima quien quiera que seas, es una novela corta, con una narración que se va entremezclando entre el pasado y el presente de dos protagonistas, Benjamín y Daisy.

Por un lado, tenemos a Benjamín (capítulos en pasado), la “oveja negra” de la familia, donde tanto sus padres como sus hermanos fieles católicos, deciden reprimir el talento que éste tiene y tratan de guiarlo por el camino que Dios tiene para él. Algo que Pocho, su amigo y vecino jubilado, discrepa rotundamente y pasa repitiéndole que “no se quede mucho por donde no supieron valorarlo, corre el riesgo de oxidarse y quedarse por el camino.” Palabras que hacen que Benjamín nunca baje los brazos para triunfar en lo que él desea.

Los capítulos en presente, son los de Daisy, una joven que, aun viviendo en una era repleta de tecnología, se encuentra enamorada por lo antiguo y de la fotografía.

Un día, como cualquier otro, es cuando Daisy encuentra esa mochila repleta de cartas, inmediatamente se siente atraída por cada una de ellas y aquí es cuando nuestra protagonista, se sumergirá a pleno en cada palabra que Benjamín dejó, para que alguien, quien quiera que sea, pudiera iluminarse su propio camino.

Particularmente, cuando comencé a leer la novela, me sentí extraña, no lograba comprenderlo del todo porque no solo tiene alternaciones de presente/pasado, sino que también tiene diferentes fechas (claramente por ser cartas) es decir, una carta es de 1993, luego tenemos otra del 2015 y otra del 2009, el escritor nos va proporcionando datos sueltos y a medida que vamos leyendo, los vamos conectando para comprender la historia de Benjamín. Cuando logras comprender la forma de escribir de autor, ya la historia tiene una lectura amena.

La historia de Benjamín, es algo que logré simpatizar rápidamente ya que literalmente nadie lo apoyaba y cuando encontraba esas palabras de aliento, venia un golpe de realidad que hacía que nuestro protagonista comprendiera que la verdad es otra, es decir, la de sus padres y hermanos, personajes secundarios que me enervaban bastante cuando lo único que hacían era humillarlo constantemente.

Con el personaje que tuve sentimientos encontrados, fue con el amigo de Benjamín, Pocho, por momentos sentía que sus consejos eran buenos, pero por otros daba consejos que particularmente me rechinaban un poco la mente y me daba ganas de que el protagonista discrepara con él, sin embargo, dejaba pasar esos consejos y a mí un poco me alteraba.

De todas formas, el libro nos deja bien en claro, que Benjamín no tuvo un camino de rosas para poder llegar a donde él deseaba, pasó por muchos altibajos, pero siempre mantuvo ese espíritu joven y fuerte para poder avanzar.

El final… el final… eeeeel finaaaaal, sin duda fue totalmente inesperado, peeeeeeeeeero… me dejó un gustito amargo por querer saber más, qué paso con tal personaje, qué hizo luego… pero creo que es parte de la magia de escribir, dejar hilos sueltos para que el lector termine por conectarlos a su antojo.

En conclusión, Vuljevas nos presenta Hasta la próxima quien quiera que seas, una novela que mezcla el amor, el arte y los tiempos que se abren a grandes pasos.

 Mi calificación es un 2,5/5.

¿Ustedes ya lo leyeron? ¿Qué les pareció? Los leo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s