10 consejos para convertir la lectura en un hábito.

¡Hola lectores! ¿Cómo están?

En la entrada de hoy quiero darles diez consejos para que la lectura sea parte de la rutina de sus vidas.

Seguramente la gran mayoría de los que me leen ya tienen a la lectura como un hábito, pero quizás algunas personas que recién comiencen a leer, tienen mucha curiosidad o simplemente quieren hacerlo más rutinario. Si te encuentras en esas situaciones, Cita con un libro te da diez consejos para volver algo tan lindo como es la lectura, en un hábito.

Antes de comenzar con los consejos, les dejo la entrada a los 10 beneficios de leer (solo tienes que apretar el título y te llevara directo a la entrada).

¡¡Comencemos con los consejos!

1.Olvida el celular por un momento.

No hay nada más ineficaz que leer con el celular al lado. Si lo han intentado, se darán cuenta que pretendemos estar sumergidos en la trama, pero la realidad es que estamos atentos a otras cosas y no a lo que leemos.

La idea, es que cuando vayamos a leer, nos olvidemos por un segundo todo nuestro alrededor y nos metamos al mundo del escritor, comprender a los personajes e imaginar lo que nos relatan. Si estamos con el celular al lado, esto será imposible y no vamos a tener esta experiencia que es lo más lindo del mundo de la lectura.

No es necesario apagarlo, simplemente con silenciarlo o ponerlo en modo avión, nos ayudará a concentrarnos y a no caer en la tentación de leer las notificaciones.

2. Reserva un rato al día para leer.

Si queremos que la lectura forme parte de nuestro día a día, lo ideal es que tenga un espacio en nuestra rutina.

No digo que dediquen 2 horas al día o más, puedes comenzar por 10 o 15 minutos o un capitulo al día (dependiendo de qué tan extensos son).

Tampoco sean estrictos con ustedes mismos, si un día están muy agotados, no se obliguen a leer, recuerden que la lectura no tiene que ser una obligación, sino un hábito, algo que nos tranquilice luego de un ajetreado día.

3. Encuentra tu lugar preferido.

Este punto esta conectado con el anterior, una vez que tengamos reservado nuestro momento del día para leer, es bueno que el ambiente lo acompañe.

Particularmente mi cuarto es mi espacio de paz, a veces (no siempre) me prendo una vela con aroma, me siento al lado de mi biblioteca y comienzo a leer, hacer esos pequeños detalles hacen que me motive más a continuar; y la idea es eso, que cada lector encuentre su momento, un momento para estar a solas con el libro, un regalo que nos damos para poder disfrutar la lectura.

No solo el cuarto puede ser tu lugar favorito, también puede ser un parque, una biblioteca o algún otro sector de la casa (no es necesario salir para leer).

En mi casa, con mi mamá leemos mucho y para no leer cada una en su cuarto, nos sentamos en el living (o sala de estar), apagamos todos los dispositivos electrónicos y compartimos un momento de lectura juntas.

4. Conoce tus gustos.

Cada lector es un mundo y no a todos nos gustan los mismos géneros, por eso es importante que averigües qué te gusta leer.

Si aún no sabes qué género es tu favorito, puedes comenzar por leer blogs o ir a los perfiles de los distintos bookstagrammers que suben pequeñas reseñas a sus perfiles, seguir varias cuentas relacionadas con libros te ayudará no solo a averiguar tus gustos, sino que también nos motiva a continuar leyendo.

Si comenzaste un libro y no te gusta, no te tortures a terminarlo, déjalo a un lado y comienza otro.

No soy fan de dejar un libro por la mitad, pero sé que cuando nos torturamos a leer un libro que no nos gusta, es posible que venga de la mano con un bloqueo lector y es lo que queremos evitar. No por no ser fan, quiere decir que yo me torture a finalizar un libro, tengo muy en claro que puede encantarme un libro, pero talvez no es el momento de mi vida para leerlo y no lo disfruto como tendría que ser, por eso es mejor cerrarlo y dejarlo para otra ocasión.

5. Hazte una wish list o lista de deseos.

Mi consejo es que te hagas una lista de los libros que te interesan y quieres leer.

Muchas veces vemos libros que nos encantaría leer, nos olvidamos de ellos y cuando terminamos de leer, no sabemos con qué libro continuar, bueno, para eso sirven las listas, para ser más organizados, ir tachando los que ya leímos y los que nos falta, y lo más importante, ver nuestro progreso.

6. Incorpora actividades literarias a tu vida.

Visita lugares relacionados a la lectura.

Muchas veces que salgo a tomar un café, llevo conmigo un libro (nada mejor que acompañar un libro con un café).

En Uruguay hay muchas librerías que tienen dentro del establecimiento, un rinconcito para tomar café, algunas de ellas son

 Escaramuza (Doctor Pablo de María 1185 esquina, Charrúa),

Más Puro verso (Peatonal Sarandí 675 esq. Bacacay),

o la libélula libros (Rivera 2298 esq. Cassinoni)

muy recomendables cualquiera de las tres librerías.

7. Siempre lleva un libro contigo.

Si tienes un libro siempre contigo, es posible que aproveches tu tiempo libre a leer, hay que aprovechar todos los formatos de libros que existen (papel, ebook, audiolibro).

Tener un libro siempre a mano, sirve para cuando salimos como también cuando estamos dentro de casa, dejar libros cerca de los sitios en los que siempre estas, te ayudará a que en un futuro cuando ya tengas el hábito, los tomes para leer.

8. Tener varias opciones para leer.

No siempre tenemos ganas de leer el mismo género y nuestro estado de ánimo no siempre es el mismo.

Para no caer en la rutina, muchos lectores leen varios libros a la vez así sienten que leen más y les da la sensación de que lo hacen más rápido.

 No es un consejo que diría que lo apliquen ¡YA! Pero puedo ser rendidor para algunos.

9. Comparte tus lecturas.

Es algo que siempre recomiendo.

Compartir lo que leemos ya sea con amigos, en un club de lectura o incluso en las redes sociales; nos ayudará a motivarnos a seguir leyendo, a compartir nuestra opinión, a aprender más y te da un plus extra que es conocer nuevas personas.

Si deseas charlar sobre libros o quieres una recomendación, puedes dejarme un comentario o escribirme a citaconunlibro1@gmail.com , los estaré leyendo.

10. Crea una meta de lectura.

Crear una meta de lectura consiste en proponernos en leer una cierta cantidad de libros en el mes o en el año.

Cada mes o cada año, a medida que vamos “puliendo” nuestro hábito de leer, vamos aumentando la cifra. La clave está en ser constante para que forme parte de nuestras vidas.

Bueno lectores, hasta aquí la entrada de hoy.

No olviden comentar si les gusta este tipo de entradas o si quieren más consejos.

¿Ustedes que trucos tienen para que leer sea un hábito? Los leo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s